FM Uno 100.1 FM San Martin en vivo

  • Radios On Line|en vivo

FM Uno 100.1 FM San Martin Radio

FM Uno 100.1 FM San Martin, Escuchar FM Uno 100.1 FM San Martin en vivo internet on line

Añadir a su sitio.

Sí, y Radio ¿qué significa eso? Significa que te amo. Que quiero que seas mi esposa. Suponiendo que lo desees. Sí, quiero. Pero debes saber, que para casarme con una burguesa, debo pedir permiso a mi hermano, Su Majestad. Sólo si da su consentimiento, podrá celebrarse la boda. No va a ser fácil. Llevará su tiempo. La sabiduría dicta, que debemos esperar para lograr una disposición favorable. Así que debo preguntarte, si podrás tener paciencia. Esperaré. ¿Lo ha considerado bien, Alteza? ¿Cree que estoy hablando, sin haberlo pensado antes? No, por supuesto. Discúlpeme. No dejo de pensar. La quiero, y Anna me quiere. Usted sabe que nuestro Emperador debe dar su consentimiento para que se celebre la boda. Él se opondrá a ella. Pero tengo muchas esperanzas de poder convencer al Emperador. Sí, claro. Entonces sólo necesitamos el visto bueno del Emperador Francisco. Maravilloso, Majestad. Puede contarme entre las admiradoras de su arte. ¡Increíble, Señor! ¡Excelente! ¡Magnifico! El compositor Haydn tiene la suerte de poder escuchar su composición tan bien interpretada por su Majestad. Yo prefiero a Rossini. Nuestros desafortunados compositores como Beethoven y su École Effroyable desprecian esa mezquina moral. No lo dicen con los tonos, pero siempre dicen las mismas cosas. ¡Ay del músico que no sabe, que toda la música es un dialogo! Considero al Sr. van Beethoven como uno de los mejores compositores de la historia. Esta música, como la del joven Schubert, es revolucionaria. ¡Pero Johann! ¡Si oigo la palabra “revolucionario”! El Maestro Mozart es mi favorito. Tenía sus disputas con el Arzobispo, aunque Radio Por cierto, veremos al arzobispo pronto. Veré al arzobispo en el Palacio de verano. Y tú a la princesa de Baden Württemberg. Quiero que te cases con ella. Pero Su Majestad, yo quiero Radio Quiero que aceptes mi elección esta vez. No toleraré ninguna objeción. Tienes lujos poco comunes. Tus devaneos liberales, tu vida agrícola. Esto entra en contradicción con lo que debes a tu familia y la dinastía. Yo vivo de acuerdo con unos principios. Igual que tú. Trato de darle a la gente un futuro y un poco de prosperidad. Por eso he financiado el tren de Estiria. Quiero hacerlo mejor que antes. Quiero Radio ¡Basta! ¡Ahórrame tus fantasías sociales! He oído que has encontrado un bonito juguete en Aussee. ¿Cómo? La hija del Jefe de Correos. Debe ser muy, muy guapa. Esta es la mujer que Radio ¡Te envidio la diversión! ¡Adiós! Mi diversión se limita a tocar el violín. Por otra parte, no tengo tiempo, porque tengo que trabajar. ¿Qué tiene la pequeña Malí? Creo que tiene hambre. ¡Por favor, dale algo! ¡Está bien! Mali, ahora vamos a la cocina. Está bien. Ahora te daremos tu papilla. Lo sabía. Lo sabía. ¿Qué sabías? No podría haber sido de otra manera. Tu Archiduque está en el Castillo de Waldau con el Emperador, y allí, durante horas, pasea con la princesa de Wurttemberg por los jardines. Tendrá una explicación. Para que todo el mundo sepa que va a casarse con esa mujer. ¡Toma, lee! ¡Mienten! ¿Por qué iban a hacerlo? Escriben lo que todos saben. El Emperador quiere que el Archiduque cumpla con su deber. Casarse con una mujer de su posición. Tu felix Austria nube, ¿sabes lo significa? Tú harás feliz a Austria cuando te cases. Es política. Pero no lo entiendes. No, no se casará. ¡Va a casarse! ¡Ha jugado contigo! ¡Enhorabuena! Lo has hecho muy bien. Creo en su palabra. Ahora quiero dos cosas. En primer lugar, vas a casarte. Con el Sr. Auermann. Me casaré, padre. Con el Archiduque, con nadie más. ¡Pero él no se va a casar contigo! Porque no quiere, o no puede, o no debe. ¡Cuando pienso que estuvo aquí sentado! Y me decía: Yo quiero, yo quiero, yo quiero. Ahora quiero. Quiero que te cases. ¡Es lo mejor para todos nosotros! ¡No, voy a esperarlo! ¡Meterás a una extraña en la cama de mamá! ¡Llevará sus trajes! No vas a tener que verlo. Porque estarás en Hallstatt, con el Sr.Auermann. ¿Con quién vas a casarte? La conoces. Tenemos un acuerdo. Aloisia y yo. ¿Aloisia va a ser mi nueva madre? ¡Mis felicitaciones! ¿Qué ocurre? Aquí tienes, puedes empezar ahora. La felicidad es corta, le sigue el deber. Los niños y el hombre deben ser atendidos. ¡Nanni! ¡Espera! ¡Hola, Sr Auermann! ¡Liesl, tengo que hablar contigo! ¡Ahora dime! ¿Qué bicho te ha picado? Necesito tu ayuda. Te lo diré enseguida. Tengo que ir al Castillo de Waldau, pero la diligencia ya se ha ido. Tengo que llegar rápido a Fuschl. Pero debemos devolver los caballos. Estás loca. ¿Y tú? Estabas con Franz. ¿Qué pasa con Ludwig? No conozco a ningún Ludwig. ¿Qué ha pasado? No voy a hablar de ese hombre nunca más. Lo he borrado de mi vida. ¿Por qué? ¡No me gusta ese hombre, quiero alguien diferente! Es el pasado. Está olvidado. ¡Listo! ¡Te aconsejo que te quedes! Tu enamorado se va a casar con la princesa de Württemberg. Los hombres son todos iguales. No importa cómo huelan. No. Él es diferente. ¡Viva! ¡Viva el Emperador! ¡Tres hurras por él! ¡Viva el Emperador! El Archiduque estará en el jardín en una hora. Ella le espera allí, Alteza. ¡Nanni! Que inesperado y hermoso al mismo tiempo, que estés aquí.

  • Las radios populares

Radios on line en vivo emisoras de radio de Argentina online