FM Viñas 96.3 FM Mendoza en vivo

  • Radios On Line|en vivo

FM Viñas 96.3 FM Mendoza Radio

FM Viñas 96.3 FM Mendoza, Escuchar FM Viñas 96.3 FM Mendoza en vivo internet on line

En Hallstatt, Aussee, en Radio todas partes. ¡Te lo ruego, Franz! Sabes tan bien como yo, que los espías de Metternich te cuentan todo lo que él quiere que escuches. Tengo que tomar consideraciones mundiales. ¿Consideraciones mundiales? He sufrido toda mi vida por las consideraciones mundiales. A tu lado, no he tenido buenos momentos. Humillaciones, espionaje, insultos a mis ideales. Y siempre he sido leal. Sólo me he negado a cumplir con nuestra tradición. Tienes miedo de que Anna y yo traigamos hijos al mundo, y de que todos sean Archiduques. Pero yo no quiero nada, todo eso me ha hecho infeliz. Sí. Siempre has sido infeliz. Pero este matrimonio va en contra de las normas de nuestra familia. Sería una señal política devastadora en este momento. Si vuelves una vez con lo mismo, tomaré medidas drásticas sobre tus fundaciones, tus empresas, tus colegios así como todas tus demás estupideces sociales en Estiria. ¿Queda claro, Archiduque? Está bien. No me casaré con Anna Plochl hasta nuevo aviso y no haré nada en contra de la voluntad de mi señor. Pero la llevaré a mi casa y asumiré la responsabilidad de esto ante Dios. Porque yo cumpliré mi palabra. No importa cuánto tiempo me lleve. Te doy la bienvenida a nuestra casa de Vordernberg, entra ahora, y no la dejes nunca. ¡Entra, Anna! Este es mi despacho. Aquí trabajo. Mi escritorio. Y este es el dormitorio. Y ahora te mostraré la habitación del ama de llaves. Se encuentra un piso más arriba. Esta es la habitación del ama de llaves. Espero que te guste. ¿No quieres entrar? No, yo Radio Primero tenemos que casarnos. ¿Dónde puedo deja las bolsas de la Señora? Déjalas ahí. Yo las desharé. ¿Su Alteza desea algo más? No, gracias. Dile a Hiasl, que descanse. Mañana te mostraré mi granja, Brandhof. Allí también serás el ama de llaves. Allí podremos hablar tranquilos y sin que nos molesten. ¡Rápido, viene el Señor! ¡Ya voy! Esto es Brandhof, Anna. Esta es mi habitación. Aquí trabajo y duermo. Y la habitación del ama de llaves Radio Se encuentra en el primer piso. Sí. ¿Podemos continuar? Y aquí recibo a los invitados. Nos sentamos, a menudo, después de ir de caza. Y aquí está la capilla. ¿Tienes una capilla? Tenemos una capilla, Anna. Yo, Johann Baptist, Archiduque de Austria, te pido a ti, Anna Plochl, que seas mi esposa, para amarte y honrarte, en la salud y la enfermedad. hasta que la muerte nos separe. Sí. Yo, Anna, te quiero a ti, Johann. ¿Qué estás haciendo? ¿Qué haces aquí, Anna? Tenía frío. Y pensé, que tal vez tú también tenías frío. Y si dormíamos juntos Radio Pero no podemos. Sólo cuando estemos casados. Pero ya lo estamos. ¡Disculpe, Alteza! ¿Su Alteza me ha llamado? No. Se me ha caído un candelabro. ¡Buenas noches! Tienes que irte. Por favor, vuelve a tu habitación. Mañana iremos a Seeberg. Allí sin que nos molesten, te explicaré todo. “Informe de la Dirección de la Policía Imperial-Real”. Ha tenido la insolencia de llevar a esa persona a su casa sin el consentimiento del Emperador. No se le puede prohibir que elija a su personal domestico a su gusto. Un ama de llaves, que comparte cama con él, nadie lo dudará. Más bien, esto nos conviene. El Emperador lo verá como yo quiero. Pero aquí dice que él vive en la planta baja y ella en el primer piso. ¿Pero por cuánto tiempo? Espera mi próximo informe. No se puede resistir al deseo por mucho tiempo. Ni siquiera el Archiduque. Se dice que tiene muchos hijos ilegítimos en Estiria. Me he hecho eco de esa reputación. Eso fue fácil. Muchas lecheras, que han dado a luz, estarían encantadas de contar. que el fruto de su vientre no es de un campesino, sino del Señor de la casa. Eres un maestro en tu oficio. Pero, ¿y si no caen en la tentación? No lo harán. La lujuria los derribará. Y si esto no sucede, se buscará otra ama de llaves. Sí. El deseo es una gran fuerza. Una gran y oscura fuerza. ¡Sí! Aquí es donde a menudo me siento a pensar. Es hermoso. Quiero que entiendas y compartas los motivos por los que no te tocaré hasta que estemos casados. ¡Explícamelo! Soy una mujer del campo. Puesto que tienes unas normas tan complicadas. Lo están esperando en Viena, Que vivamos juntos como hombre y mujer. Porque creen que eres una diversión para mí. No quiero que seas mi amante. Quiero que seas mi esposa, te amo. Y te deseo. No hay nada que desee más que tocarte. Pero me lo he prohibido. Por nosotros. Lo entiendo. ¿Por qué lo hacemos? Solo si dormimos tú en tu habitación y yo en la mía, podremos convencer al Emperador para que autorice nuestra boda. Hasta entonces seguiremos así. ¿Qué clase de gente es que solo se preocupan por tonterías? Sé que te pido mucho, pero también me lo pido a mí. Renunciaremos a tocarnos hasta que estemos casados. ¿Puedes hacerlo? Aunque no esté de acuerdo con esta decisión, viviré contigo del modo que quieres, Johann. Por nuestro amor. En Estiria, corren los rumores que se ha casado con su campesina. Rumores, Señor. Nada más. El Archiduque quiere hacer público el conflicto. Quiere demostrar, que es fiel a su palabra. Y de ese modo, podría hacer ceder al Emperador, duro de corazón, ante el clamor de la opinión pública. ¡La opinión pública!

  • Las radios populares

Radios on line en vivo emisoras de radio de Argentina online