Radio Fiesta 91.7 FM en vivo

  • Radios On Line|en vivo

Radio Fiesta 91.7 FM Radio

Escuchar Radio Fiesta 91.7 FM en vivo internet Radios on line Argentina Mejor Calidad De Difusión Móvil

Tel.: +54 (0388) 4245900

La cortisona ha funcionado. Un par de días y volverá a jugar. Ha comprado mochilas. Y botas de senderismo. Su plan es una locura total. Qué plan es ese? Cruzar los Pirineos con ella. Ya ha vendido el billete? Ha vendido el billete? Puedo conseguir un visado y un billete a México para Marie. Vaya delante. Le seguiré con Marie. Zarparemos el en el Montreal. Bien, y cuánto quiere? .? Va a pedirnos dos mil por adelantado. Hay que comprar a los funcionarios. Tiene buenos contactos, qué suerte haberle conocido. No quiero nada. Ahora es aún menos creíble. Váyase, por favor. Necesito los datos de Marie. La espero a las dos de la tarde en el Mont Ventoux. Llevaré el visado y el billete. Miró por el ventanal y vio a Marie y a Richard sentados. De pronto, ella miró como si supiera que estaba allí. Le sonrió. Luego se sentó con ellos. Traía el visado y el billete. Richard no se fiaba y fue a la autoridad portuaria para comprobar el billete. Lo comprobaré. Sí, adelante. Los dos se quedaron esperando. Cualquiera los habría tomado por amantes. Se cogieron de la mano. También vi que Marie lloraba. Me dijo que con Marie nunca sabía si eran lágrimas de felicidad o de desesperación. Vi cómo la besaba y vi que ella se dejaba besar. Richard regresó, pidieron pizza y vino. Lo celebraron con reserva, eso dijo Richard. Todavía faltaban los permisos de tránsito. Cuándo zarpa? El . De este mes? No creo que haya un barco el mes que viene. Debía haber pedido el permiso de su mujer entonces. Va a ser complicado. Basta con incluirla en el apartado “Acompañante del peticionario.” Me está diciendo cómo hacer mi trabajo? Es usted extraño. Por querer emigrar con mi mujer? Hace unos días no quería. Habló de un trabajo de verdad. De cómo la naturaleza parasitaria del escritor le repugnaba. Y ahora me habla del amor verdadero? Los dos viviendo en México en una casita con jardín. Volverá del trabajo, y su mujer, a la que he conocido y que me parece muy elegante, estará sentada, cortando hierbas para la cena. Usted la mirará, sentada entre los arbustos. Quizá debería ser escritor. Podrá recoger los documentos presentando esto. Gracias. Una pregunta. Qué es lo último que escribió? Un hombre murió. Debía entrar en el infierno. Esperó delante de una gran puerta. Esperó un día, dos. Esperó semanas, meses. Años incluso. Por fin llegó otro hombre. Él le preguntó: “Quizá pueda ayudarme, debo entrar en el infierno.” El otro le miró de pies a cabeza y le dijo: “Hombre, esto es el infierno.” Richard no quería, pero Marie insisti en acompañarle al barco. Richard dio la mano a Georg. Luego sujetó la puerta para Marie como si fuese ella la que se iba. Me contó que entonces subió a esperar a que Marie regresara. Habían bebido vino para despedirse, la botella seguía en la mesa. Se sentó y ahora bebió solo. Fumó, esperó. Fue a la ventana y la abrió. Entonces la vio regresar. Espera un poco. Ven. Ven. Lo siento. Por qué? Qué sientes? No me iré contigo. No puedo irme contigo. Me quedo aquí. Y todo esto? Quería que Richard zarpara. Debe ir a México. Y tú? Busco a mi marido.

  • Las radios populares

Radios on line en vivo emisoras de radio de Argentina online