Cristal FM en vivo

  • Radios On Line|en vivo

Cristal FM Radio

Cristal FM, Escuchar Cristal FM en vivo internet on line

[native-flash-radio width=’100%’ bordertopleft=’0px’ bordertopright=’0px’ borderbottomleft=’0px’ borderbottomright=’0px’ height=’40px’ themecolor=’#41B1BD’ startvolume=’85’ channelurls=’http://streaming.tudns7.info:8012/|http://streaming17.tudns7.info:9984/’ radioname=’radiosonline.biz Cristal FM’ scroll=’FALSE’ autoplay=’TRUE’ html5chrome=’TRUE’ debug=’FALSE’ songtitleurl=” infotext=” infolink=”]

¡Qué peligroso! ¡Escucha! Ratas. ¡Quítate eso! ¿Qué pasa con esa capa? ¿Qué te pasa? ¿Stefan? Nos vamos. e está llamado tu madre. Papá, mira qué he encontrado en el desván. ¿Vas a estar fuera mucho tiempo? Sé que te gustaría que estuviera el día de tu cumpleaños. Si no vas a estar. No pongas una cara tan triste. Si casi no te quedan vacaciones. Y cuando vuelvas al colegio estarás más distraída. Y te traeré algo bonito. Y cuando seas mayor, un día vendrás conmigo. ¿Qué te parece? ¿Lo prometes? Palabra de honor. ¿Por qué no llevas el pelo suelto? Anda, mírate en el espejo. Eres una niña muy guapa. Ya sabes que tu abuela no puede tener gatos. Prométeme que no meterás al gato en casa. ¿Cómo lo ha intentado? ¿Quién ha intentado nada? Y sabes, la Sra. Berghaus. Como si no lo supieras. Lo habéis planeado juntas. Lo hago pensando en ti. Ven Laurin. No volveré a casarme. Y no se hable más. ¿Has olvidado que Flora esperaba un hijo? u mujer está muerta. Calla madre, no quiero oírlo. No quiero hablar del puente ni del accidente. ¿Y qué será de Laurin? u hija te necesita. ¿Sabes cuánto te quiere? No la metas en esto. Sabes que la quiero más que a nadie. Pero soy marino. igual que tu padre. Sólo era feliz cuando embarcaba. Pero no olvides que soy una anciana en silla de ruedas. Puede pasarme algo en cualquier momento. Y entonces Laurin estará sola. Mi pequeña. ¡Padre! ¡Padre! ¡Padre! Conque querías engañarnos, Van Rees. Y dices que no tienes una novia esperando. ¿Quién es la chiquilla? ¿Quién? Me gustaría ver la cara de Arne si se entera de que le confunde precisamente contigo. ¡Sr. Van Rees! A primera vista no le he reconocido. ¿Cómo no estaba ayer en el puerto? Su padre, el pastor, le esperaba. ¿Ayer? ¿No está en casa? Está en casa de la Sra. Berghaus. Atendiendo al pequeño Stefan, que tiene fiebre. Bueno, ahora está aquí. ¿Por qué no pasa? No se quede en la puerta. No se ha cambiado nada. Lo he dejado todo como estaba. Entonces seguirá sin haber espejos. El pastor dice que los espejos son instrumentos de la vanidad. Si me permite, el ejército le ha convertido en un hombre apuesto.

  • Las radios populares

Radios on line en vivo emisoras de radio de Argentina online